viernes, 20 de mayo de 2011

¿Sólo agua?

Si en clase de Química nos hablan de agua, probablemente pensemos en H2O, pero lo más común al hablar de agua es referirse a una mezcla compleja de distintos componentes. Por supuesto, el componente mayoritario es el H2O, pero la cantidad de sustancias diferentes  que ingerimos cuando bebemos un vaso de agua es enorme: distintas sales disueltas, gases también disueltos, partículas coloidales en suspensión, materia orgánica. Algunas de estas sustancias están presentes en altas concentraciones y otras en muy bajas concentraciones, pero todo depende del origen del agua. Ya sabéis que el H2O  es una sustancia pura, mientras que lo que comúnmente llamamos agua es una mezcla. Sea del origen que sea (un mar, un lago, hielo, vapor de agua, una botella, el grifo,...) el H2O es siempre igual: la proporción entre el oxígeno y el hidrógeno en el agua pura es siempre la misma, esto es 2 gramos de hidrógeno por cada 16 de oxígeno. No ocurre así en las mezclas. Una muestra de agua de un arroyo de montaña tiene menos sales disueltas que otra recogida en el mar, pero más que el agua destilada que se utiliza para la plancha o para la batería del coche.

¿Qué componentes tiene el agua además de H2O?
En las siguientes entradas analizamos algunas de las sustancias presentes en el agua. Unas son habituales en el agua potable, otras en el agua dulce, otras en agua salada. Algunas podemos encontrarlas en el agua, aunque no deberían estar, ya que se consideran contaminantes e incluso nocivas para la salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario